La moda son tendencias pasajeras que, por un espacio de tiempo determinado, se aferran a las personas, junto a sus convicciones, influencias, inseguridades, autoestima o a sus gustos, todos ellos sujetos a constantes cambios. ¿Y qué pasó con ella durante los últimos años? ¿Cómo es que fue reinventándose desde los 90? ¡Acá te contamos!

 

Años 1990


Durante esta década, la moda era casual. Las personas al estar cansadas de la sobreproducción exuberante de los años 80, dieron paso a la simplicidad y a la comodidad. Las demandas que habían sufrido en esos tiempos, las llevaron a sentir agotamiento, tal vez, por preocuparse demasiado en qué ponerse.


Esa necesidad que tenían las personas de volverse casual tenía que ver con la misma de expresar su individualidad. Es que, con tantos años de tendencias y modas, llegaron a la conclusión de que no se estaban expresando con libertad. Buscaban algo que les haga sentir cómodas, sin darle importancia a lo que digan los demás. Era tan fuerte esta moda que, si te producías demasiado o usabas mucho maquillaje, ya estabas fuera de ella.


Pero, a mediados de la década, las personas empezaron a preocuparse bastante por expresar su individualidad, tanto que se olvidaron de la ropa casual y se abrieron camino a los diseños más excéntricos. De esta manera, la moda de 1990 sufrió modificaciones. Se caracterizó por estar basada en la variedad y no en una tendencia específica duradera.


Las prendas y accesorios que hacen referencia a esa época son los jeans, remeras y pantalones sueltos característicos del rap, la ropa interior expuesta, gorras y pañuelos. Además, los piercings y tatuajes ganaron mucho protagonismo.


Años 2000


En esta época, tomó fuerza el concepto de las tribus urbanas. Se sabe que las subculturas ya existían desde los 60, pero algunas todavía no adoptaban el sentimiento contracultural, que fue lo que dio origen a varias de ellas, siendo únicamente identificables por su forma de vestir como, por ejemplo, cultura emo. Estas ideologías influyeron bastante y eso también tuvo mucho que ver con la creciente exposición a los medios masivos como el internet.

La moda fue en retroceso y trajo con ella el regreso de décadas anteriores. Al principio, se impuso en todo el mundo el tiro bajo y los tops. Poco a poco, dejaron de producirse los pantalones arriba de la cintura y los nuevos modelos estaban a la altura de la cadera para dejar al descubierto su estómago y su espalda, esto en el caso de las mujeres.

Por otro lado, en los varones, resurgió la moda de los pantalones anchos de los 90 por los amantes del rap y el hip hop. Inspirados en estos ritmos, surgieron estilos nuevos como el reggaetón, que trajeron consigo vestimentas propias, pero muy similares a la de los raperos. También, la moda gótica fue adoptada por diversos grupos como los punks, funkies y emos con la presencia del color negro en sus prendas y maquillajes. Los ochentas también regresaron con las minifaldas, las faldas vaporosas, los jeans con aberturas y looks desgastados.

Los pantalones Oxford resurgieron con éxito. También se hicieron populares
algunas prendas utilizadas por los hippies, como los atuendos frescos de colores africanos o jamaiquinos.

 

Años 2010 hasta la fecha


Son varios los elementos positivos que se pueden apreciar hoy en la moda. Primeramente, que está prácticamente al alcance de todos, existe una mayor libertad que en otras épocas para elegir las vestimentas.


Además, la industria de la moda tiene actualmente considerable prestigio. También existe una constante preocupación por aprovechar los adelantos de la ciencia y la técnica: nuevos y mejores materias primas, equipos,
procedimientos, que permiten mejorar la producción. Nunca antes ha existido una gama tan amplia de opciones ante el diseñador para desenvolver su creatividad, lo cual es, sin duda, algo muy importante.

La mujer tiene posibilidad de elegir entre muchas maneras de vestir y, de alguna forma, ir creando su propia moda sin dejar totalmente de lado las tendencias, que es fresca, con un toque moderno, utilizando poco maquillaje y peinados sencillos. El vintage tiene fuerte presencia en su armario que, a veces, tiende a volver a los 60 o 90.

En el vestir masculino empieza a crecer una moda alternativa que busca identidad, donde influyen las tendencias y estilos propios, siendo un poco más arriesgado y divertido.

La moda es cultura, algo que nos pertenece y nos caracteriza. Todos la creamos, aun cuando algunas personas no tienen intenciones de hacerlo ni de seguirla. Estamos sujetos a ella y sus cambios, que son muchos. Nos reinventamos juntos. Y vos, ¿qué pensás?